viernes, 14 de abril de 2017

Cuando aparece una tercera persona en nuestra relación

En algunas ocasiones de nuestra vida nos encontramos con personas y situaciones donde el amor se va consumiendo, transformando, deteriorando y terminando. En otras ocasiones, nos encontramos a personas que sin esperarlo, sin buscarlo encuentran a una tercera persona que da mucho de lo que desde hace años estaban buscando y esperando. El hecho de que aparezca una tercera persona y de repente se sientan, encantados, enamorados, entusiasmados por otra persona que no es su pareja, es más común de lo que uno imagina.

Esto no quiere decir que no quieran a su pareja no le quieran, simplemente no habían querido ver, ni reconocer, que algo estaba faltando en la relación para ser felices.

En una pareja, debe haber muchas otras cosas importantes, además de amor, ya que el sólo quererse, no les da ninguna garantía de que la relación sea duradera y llevadera. Hace falta más....

En una pareja debe haber Amor, cariño, ilusión, complicidad, comunicación, confianza, entusiasmo, pasión...

No basta solo con querer, sino que hay que saber querer y sobre todo en una convivencia de pareja se requieren muchos buenos recursos para entenderse, para llegar a acuerdos, para aceptar diferencias, para decir con claridad lo que uno piensa y quiere...
Hay que saber mantener la llama de la relación.

Muchas veces, una o las dos partes  de una relación, son infelices, viven frustradas, amargadas y se mantienen así por inercia, por costumbre, por pereza, por cobardía, por intereses económicos....

Y de repente sin saber cómo, aparece en sus vidas una tercera persona que les recuerda lo que es vivir... Aparece alguien en medio del aburrimiento y la apatía que se venía viviendo con la pareja.

Muchas veces en la relación de pareja hay constantes conflictos y diferencias no resueltas, hay tedio y enfado, hay aburrimiento, hay carencias amorosas, sexuales y de ternura, hay falta de comunicación y las parejas viven por inercia la relación, inventándose muchas justificaciones para continuar la relación.


 Algunas personas dicen erróneamente..."por mis hijos no me separo",  "no tengo a donde ir",  "no me quiero quedar solo-a..., me da pereza volver a buscar a otra persona y empezar de cero..."
"Más vale conocido/a que por conocer..., luego cómo me mantengo...no le quiero hacer esto a mis hijos..."
Algunas otras personas dicen, "...que no le quiero hacer daño a mi pareja... en el fondo me quiere...y le quiero...
No admiten ni su desamor, ni su cobardía para hacer frente a la situación y hablar con claridad y sinceridad del deterioro de su relación, de su aburrimiento, de su infelicidad y sobrellevan los días como si nada pasara...


Y es entonces cuando esa otra persona que nos hace vivir, reír, vibrar y hasta temblar... aparece alguien que nos recuerda sobre todo que somos hombres o mujeres y que estamos vivos. Y nos sentimos plenos y enamorados y volvemos a saber lo que es la ilusión y el entusiasmo y en ocasiones nos dejamos llevar y sentir esta nueva relación y decidimos vivirla, pero es aquí cuando viene una serie de emociones y sentimientos que uno no sabe manejar y ni siquiera expresar...


Es aquí cuando vienen de golpe: La duda, la culpa, el arrepentimiento, el llanto y el sufrimiento, por no saber qué hacer con la nueva situación, por no saber si deben o no terminar con la pareja actual, si deben o no dar el paso tan importante de separarse y tal vez, el paso de irse a vivir con la nueva pareja...

Antes de saber qué hacer con una tercera relación, intentemos ver qué pasa en nuestra relación actual. Si seguimos enamorados, si cumplimos todos los requisitos de una buena relación, si hay una buena comunicación, si hay respeto y confianza, si hay entusiasmo, complicidad, ilusión, si hay sexo y pasión, si hay risa y diversión.... o simplemente hay cansancio, aburrimiento, discusiones, conflictos, diferencias, apatía y falta de ilusión.

Seamos sinceros primero con nosotros mismos y después con nuestras respectivas parejas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario